fbpx

El año que nos cambió tras la Pandemia

2020 quedará en nuestra memoria como una experiencia llena de cambios

2020 es sin lugar a dudas un año totalmente diferente a cualquier otro que hayamos podido vivir.

2020 quedará en nuestra memoria como una experiencia llena de cambios, retos, desafios y aprendizajes.

A casi 12 meses de que la pandemia de COVID-19 nos puso en confinamiento obligatorio y posteriormente nos ha ido introduciendo a una “Nueva Normalidad” el estrés crónico, el agotamiento mental y emocional pueden llegar a hacer estragos importantes en nuestra salud física, psicológica y social. La única forma en la que lograremos enfrentar los siguientes meses en esta situación, es más que nunca procurarnos espacios que nos proporcionen herramientas para nuestro bienestar general.

Después de este año que ha conllevado todo tipo de pérdidas en mayor o menor grado para todos nosotros, es una necesidad primordial hacer un balance no sólo del 2020; sino de nuestra forma de vida antes de la pandemia, durante la pandemia y de cómo queremos continuar viviendo estos acontecimientos que irremediablemente nos han llevado a adaptarnos a una nueva forma de ser, de actuar, de trabajar, de estudiar, de vivir y de despedir a nuestros seres queridos. Niños, adolescentes, adultos y adultos mayores nos dormimos un día en un mundo y nos despertamos en otro.

Para una “Nueva Normalidad,” necesitamos una “Nueva Conciencia.” Una Conciencia Plena, que nos permita mirar con ojos renovados nuestros hábitos, nuestras prioridades, el tiempo y la atención que le dedicamos a cada aspecto de nuestra vida. Indudablemente un inventario realizado desde lo profundo de nuestro corazón, dejará al descubierto la importancia del cultivo de valores como la gratitud, la compasión, la empatía y la resiliencia. Hoy más que nunca valoramos la cercanía, el contacto y la presencia de las personas importantes en nuestra vida y sobre todo conocimos y valoramos nuestra libertad.

También te puede interesar: Aquamación, servicio funerario basado en agua

La pandemia de COVID-19 nos ha enseñado que mantenernos “conectados” es indispensable para vivir todas las pérdidas y el duelo a nivel humanidad que este año nos ha retado a vivir. Es urgente hablar de duelos, es urgente conocer cuáles son nuestras alternativas en estos momentos para apoyarnos mutuamente y hacernos sentir mejor a nosotros mismos y también a nuestros semejantes.

El año que nos cambió

El año nuevo es la siguiente fecha en el calendario. ¿Qué medidas tomarás para enfrentarte a ese futuro? ¿Cuáles son tus proyectos para lo que sigue por vivir? ¿Cuáles son las personas que han estado contigo incondicionalmente antes de estos acontecimientos; y quiénes han vivido contigo hombro a hombro y corazón a corazón, esta situación desconocida y difícil para todos? ¿Cuánto tienes para agradecer y valorar? ¿Cuánto has perdido que es necesario llorar y soltar? ¿Cuáles son las oportunidades que de esta situación puedes aprovechar?.

Este año puede ser el momento de renovarnos interiormente, para con todo lo valioso que aquello que perdimos nos ha dejado en el alma, seguir el sendero de la vida en su única dirección: “Hacia Adelante” y por el único camino que existe: el del Amor, el Perdón y la Unidad.

Deja una respuesta

Abrir chat
Hola
En que podemos ayudarte